sábado, 12 de agosto de 2017

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?


Un amigo me escribe y me dice
que le gustan mucho mis últimos poemas.
Me comenta que todo el mundo habla de política
y nadie de sentimientos
y pienso que tiene razón.

No sé por qué he estado callada tanto tiempo,
tragándome toda esta frustración
y leyendo a Cicerón.

Que alguien derrote democráticamente a Catilina,
por favor,
que pierda el favor de los hombres ricos endeudados que lo apoyan,
muchos hemos perdido ya la paciencia
y con ella la fe en la defensa de Roma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario